A penales aprendí

Y el día más esperado por el hincha blanquiazul, por fin llegó. No tuvieron que esperar un año para su consecución porque como diría el buen Portillo: ‘papelito manda’ – si no lo entiendes, pregúntale a tu viejo boomer –, y el club íntimo apareció en la primera división, tras dos fechas sin su presencia, con un meritorio empate ante el otro club cusqueño que no es el Papá. Polémico, ¿no?

Si bien el partido arrancó con el marcador cuesta arriba, tras inapelable cabezazo de nuestro Gabriel Omar Batistuta alimentado en base a arroz con pollo, los dirigidos por Bustos supieron hacer de tripas, corazón, y con mucha confianza en el plan, mantuvieron su idea de jugar por abajo y solo lanzarla alta cuando había que buscar al grandote Gonzales Zela, quien, dicho sea de paso, no lo hizo mal, pero erró un gol increíble que ni así hizo recordar al otro chico Gonzalo porque ése ni siquiera pisó jamás el área.

Fue así que con un Lagos impetuoso, y un Oliva armonioso, el equipo de Matute, que hizo de local en el Gallardo, consiguió elaborar una linda jugada que terminó en penal a su favor, y que Manzaneda, canjeó por gol.

Posteriormente, durante la segunda mitad, Cusco FC conseguiría un gol que según la repetición no fue, y nuevamente Alianza tendría que bregar parejo y duro para conseguir la igualdad. La que consiguió tras un penal cometido contra el Zorrito, y que Barcos, el Dimitar Berbatov de los pobres, también cambió por gol.

Así que ya lo saben, la Liga 1, ya cuenta nuevamente con Alianza Lima, y el equipo Blanquiazul, si bien se encuentra en desventaja en cuanto a ritmo futbolístico, ha demostrado estar presto para luchar por el título, o por lo menos ser animador del torneo. Esperamos que esta vez, no en la parte baja de la tabla. Así que ya sabes, no te pierdas las mejores cuotas en apuestas deportivas para la Liga 1. ¿Apostamos?

Que estén bien, chau.

Si eres un nuevo crack activa tu apuesta gratis para empezar con la acción